domingo, 20 de septiembre de 2015

Chorizo de León a la miel

Chorizo de León a la miel


Los chorizos están de moda, sobre todo en política... pero yo quiero hablar de los buenos chorizos, los embutidos. 

Todos sabemos que el mejor chorizo es el de nuestro pueblo, pero en este caso me propongo hacer un esfuerzo sobrehumano y voy a intentar ser objetivo con este chorizo de León que me han traído mis suegros de tan lejanas tierras. 

Tras varios intentos de crear una marca para el chorizo de León, finalmente han conseguido crear un marca protegida y reconocida que reconoce el buen trabajo de los productores de esta región.

Está elaborado con carne de cerdo y sazonado con pimentón, ajo y orégano molido, ahumado con leña de roble y curado con el riguroso frío leonés. Todos estos ingredientes dan lugar a un chorizo de sabor intenso y muy potente. Para tomarlo como tentempié esta bien, pero personalmente creo que le podemos sacar más partido en la cocina: en una fabada, lentejas, en tortilla o en unas patatas a la riojana... pero para confusión del personal también me gusta prepararlo de una forma diferente. 

Viendo lo bien que funciona la sobrasada con la miel, es lógico pensar que la miel también puede "domesticar" un chorizo de este tipo; estas combinaciones extremas casi siempre funcionan: (queso azul + pera), (morcilla + manzana), (queso curado + membrillo), etc...

La receta es muy sencilla... salteamos a fuego medio unas rodajas de chorizo en una sartén mediana, le añadimos un buen chorro de vinagre de jerez y lo dejamos reducir; finalmente y fuera de fuego añadimos la miel, que con el calor residual de la sartén se mezclará con el resto de ingredientes. 

En España tenemos tantos chorizos como pueblos, todos buenos... lo mismo pasa con los malos chorizos, aunque cada vez vemos menos en los ayuntamientos y más en las cárceles, afortunadamente... ;-)


Chorizo de León ahumado