domingo, 20 de septiembre de 2015

Chorizo de León a la miel

Chorizo de León a la miel


Los chorizos están de moda, sobre todo en política... pero yo quiero hablar de los buenos chorizos, los embutidos. 

Todos sabemos que el mejor chorizo es el de nuestro pueblo, pero en este caso me propongo hacer un esfuerzo sobrehumano y voy a intentar ser objetivo con este chorizo de León que me han traído mis suegros de tan lejanas tierras. 

Tras varios intentos de crear una marca para el chorizo de León, finalmente han conseguido crear un marca protegida y reconocida que reconoce el buen trabajo de los productores de esta región.

Está elaborado con carne de cerdo y sazonado con pimentón, ajo y orégano molido, ahumado con leña de roble y curado con el riguroso frío leonés. Todos estos ingredientes dan lugar a un chorizo de sabor intenso y muy potente. Para tomarlo como tentempié esta bien, pero personalmente creo que le podemos sacar más partido en la cocina: en una fabada, lentejas, en tortilla o en unas patatas a la riojana... pero para confusión del personal también me gusta prepararlo de una forma diferente. 

Viendo lo bien que funciona la sobrasada con la miel, es lógico pensar que la miel también puede "domesticar" un chorizo de este tipo; estas combinaciones extremas casi siempre funcionan: (queso azul + pera), (morcilla + manzana), (queso curado + membrillo), etc...

La receta es muy sencilla... salteamos a fuego medio unas rodajas de chorizo en una sartén mediana, le añadimos un buen chorro de vinagre de jerez y lo dejamos reducir; finalmente y fuera de fuego añadimos la miel, que con el calor residual de la sartén se mezclará con el resto de ingredientes. 

En España tenemos tantos chorizos como pueblos, todos buenos... lo mismo pasa con los malos chorizos, aunque cada vez vemos menos en los ayuntamientos y más en las cárceles, afortunadamente... ;-)


Chorizo de León ahumado
  


miércoles, 16 de septiembre de 2015

Tosta de secreto ibérico, foie y trufa


Según "La enciclopedia de los sabores" de Niki Segnit, la trufa y el foie no hacen buena pareja y estoy totalmente de acuerdo; la potencia de sabores de ambos productos chocan de frente y confunden nuestro gusto. La solución a esta situación es plantear un trío... suena raro, pero estos dos productos funcionan mejor con un "intermediario": carne, pan, pasta o huevo... Un Turnedó Rossini es el mejor ejemplo, donde el solomillo de ternera hace de puente perfecto entre la trufa y el foie... Funciona!!!

Una de mis tostas favoritas se basa en este planteamiento; en este caso el puente es una rebanada tostada de pan de masa madre y unas tiras de secreto de cerdo ibérico marcado a la plancha, coronados con unas lonchas generosas de foie (frío del refrigerador) y trufa rallada. Un ligero toque de reducción de Oporto y unos pellizcos de flor de sal sobre la tosta dan un toque de contraste que me gusta mucho. 

El calor de la base de pan tostado y el solomillo a la plancha es suficiente para templar y extraer los sabores del foie y la trufa. El conjunto es una mezcla perfecta y equilibrada de sabores y texturas...¡¡¡es un bocado brutal!!!

Lo acompaño con una copa de verdejo muy frío, pero también marida bien con un tinto joven... :-)


jueves, 10 de septiembre de 2015

Brunch: experiencias gastronómicas


Existen bares y restaurantes que se centran en las formas y se olvidan del fondo... bares como quirófanos, asépticos y anodinos, con platos decorados, o mejor dicho, construidos como esculturas imposibles de devorar.

Pienso que la comida debe tener un aspecto apetecible y cuidado, pero sin olvidar la base de cualquier plato: mimar y respetar un buen producto.

Esta es una filosofía que reconozco en Brunch, un local pequeño y acogedor junto al teatro principal de Alicante. Con tapas de calidad preparadas con cariño y dedicación. Buenos precios y un servicio rápido y eficaz. Además ofrecen un menú diario muy recomendable.

Os dejo fotos, carta y su página en Facebook  www.facebook.com/brunchgastronomico... ¡¡Nos vemos en los bares!! ;-)
Coca de verduras y bacalao
Foie casero con confituras variadas

Papas con mojo


Ternera gallega

Tiramisú





viernes, 4 de septiembre de 2015

Tomates secos: hasta Mallorca y más allá...


Escribía Manuel Vicent en 2002 su particular oda a los tomates secos en su columna del diario El País:

  "...examiné escrupulosamente la piel de uno de aquellos tomates secos que como en un denario llevaba grabada en una cara la imagen de una ninfa que bailaba coronada de adelfas y en la otra el rostro de un niño para mí ya desconocido."

El tomate seco es arqueología viva de la gastronomía, esencia y herencia de las grandes culturas del mediterráneo. Es el resultado de uno de los más primitivos métodos de conservación de alimentos, método que aún podemos disfrutar y practicar en la actualidad, su secreto: 
sol, sal y tiempo

Estos son los principales responsables de mantener y mejorar el sabor de muchos alimentos, tanto de origen vegetal como animal. Al tomate seco me gusta compararlo con los salazones de pescado, porque son productos que frescos son muy buenos y tras someterlos a esta curación potencian su sabor y multiplican sus posibilidades culinarias. 

En el caso del tomate seco las posibilidades son infinitas: 
  1. En forma de tapenade, triturando la misma cantidad de tomates secos y aceitunas negras, junto con ajo, anchoa, orégano y un poco de azucar, sal, aceite de oliva y un chorrito de limón; perfecto para untar en tostadas o en bastones verduras en crudo (zanahoria, calabacín, pepino...)
  2. Desecados en un horno a baja temperatura y pulverizados para utilizarlos como potenciador del sabor para cualquier salsa o guiso.
  3. De relleno para un pollo o redondo de ternera asado al horno.
  4. En la superficie de un arroz o guiso al final de la cocción, de esta forma se rehidrata y recupera su carnosidad con un sabor más intenso.
Pero mi forma favorita es prepararlos a la mallorquina, que permite utilizarlos de forma inmediata en ensaladas, añadiendo un poco de aceite de la preparación; en bocadillos de atún o tortilla, arroces, pastas....y troceados sobre una buena burrata con un poco del aceite de la misma conserva, es para ponerse a llorar de alegría.

¿Cómo preparar tomates secos a la mallorquina?
  1. Compro unos buenos tomates secos, que se encuentran con facilidad en los mercados tradicionales; también los podrás encontrar en supermercados con una calidad bastante decente. Otra opción es secarlos tú mismo, el siguiente enlace de wikipedia lo explica... 
  2. Cubro los tomates secos en un cuenco con agua mineral, y los dejo así durante una hora.
  3. Los escurro a conciencia hasta que ya no sueltan agua.
  4. En el mismo cuenco añado al tomate escurrido un puñado de orégano y un poco de sal y mezclo con la mano.
  5. Relleno un bote de cristal con los tomates y un par de dientes de ajo, y los cubro con aceite de oliva virgen extra (importante sumergir completamente los tomates para garantizar la conservación); agito la mezcla y cierro el bote. Los mantengo en un lugar fresco y sin luz.
  6. Aprovecha el aceite cuando se te acaben los tomates, para otra conserva o para cocinar con él. Con el tiempo el aceite enrojece y absorbe toda la esencia del tomate, es perfecto para utilizarlo tanto en frío como en caliente.



viernes, 21 de agosto de 2015

Kofta de cordero con salsa de yogur




La Kofta también llamada köfte, kafta o کوفته en persa es una especie de albóndiga aplastada o minihamburguesa muy popular en oriente medio.

Es un plato muy fácil y rápido, que suelo acompañar con arroz o trigo salteado con verduras, o con una buena ensalada de rúcula. Se puede utilizar carne de ternera o cerdo, pero en esta ocasión he utilizado cordero, un carne más potente para poner a prueba mi Ras el hanut, una mezcla de especias (pimienta negra, comino, cardamomo, nuez moscada, canela, pimentón, jengibre, etc.) de la que hablaré con más profundidad en otra ocasión. 

El aroma que desprende esta carne al cocinarla te transportará al viejo zoco de Marrakesch o al Gran Bazar de Estambul sin gastarte un duro... :-)

Ingredientes para dos personas:
  • 500 gr de carne de cordero picada.
  • 2 dientes de ajo picado.
  • Una chalota o media cebolla.
  • Ras el hanut al gusto (mezcla de especias que puede encontrar con facilidad en una carnicería árabe halal).
  • Perejil picado
  • Aceite de oliva
  • Zumo de medio limón
  • Sal.
Pasos a seguir:
  1. Mezclar con las manos en un bol amplio todos los ingredientes de la receta.
  2. Formar con la mezcla bolas del tamaño medio y aplastarlas levemente.
  3. Asa la carne en una parrilla o sartén a fuego medio. Lo ideal es cocinarlas en unas buenas brasas.
Al ser un plato muy especiado, lo mejor es acompañarlo con una sencilla salsa de yogur, que puedes preparar triturando los siguientes ingredientes con un robor de cocina: yogur natural, 1/2 diente de ajo, el zumo de medio limón, aceite de oliva, sal, pimienta y hojas de menta fresca.



viernes, 14 de agosto de 2015

San Fish: frituras ricas y muy ligeras

INo todas las frituras no son iguales... todos sabemos que para hacer una fritura ligera y apetitosa es importante utilizar una buena harina y aceite de calidad, además de adaptar tiempos y temperaturas a cada tipo de producto: pescados, verduras, croquetas...

Este verano he descubierto un nuevo restaurante con unas frituras impecables y buen arroz, San Fish en la playa de San Juan (Alicante); un mix de chiringuito playero con freiduría sureña, con buen ambiente, variedad de platos y buenos precios...

Os dejo algunas fotos y su el enlace a su página de Facebook https://www.facebook.com/San-fish

Un lugar muy recomendable para comer o cenar cerca de la playa... importante hacer una buena sobremesa con un mojito bien frío entre manos!!! :-)

Croquetones caseros de verdura y pescado.. buenísimos!!

Crudités de verdura con queso cremoso

Papas con mojo

Boquerones marinados

Queso manchego con pasas y arándanos

Tempura de verduras... brutal!!

Arroz a banda con calamares, espinacas y alioli aromatizado

viernes, 7 de agosto de 2015

Salsa putanesca, de putanesca madre...


Se dice en Italia que la salsa putanesca la inventó una prostituta napolitana, que contando con poco tiempo libre para comer entre cliente y cliente, recurría a esta receta que requería de pocos ingredientes y poca elaboración.

La base de la salsa es la anchoa y la alcaparra, dos potenciadores del sabor que pueden "levantar" cualquier plato por insípido y soso que pueda estar. En este caso, junto con un buen tomate bien reducido y mucho picante resulta espectacular, no sólo con pasta, también con unas patatas panaderas o unos calabacines salteados. Esta salsa no tiene límites...

Cuando la probéis será vuestra salsa favorita, estoy seguro... :-)

Ingredientes para dos personas:
  • 300 gr de tomate triturado
  • 2 dientes de ajo
  • Una chalota
  • Cayena al gusto.
  • Una cucharada de alcaparras
  • 6 anchoas
  • 6 aceitunas negras a rodajas.
  • Perejil picado
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta.
Pasos a seguir:
  1. Ponemos un buen chorro de aceite a calentar en una sartén amplia a fuego suave, y con el aceite aún templado metemos las 6 anchoas. Removemos con frecuencia hasta que se fundan completamente en el aceite.
  2. Seguimos con fuego suave e incorporamos los ajos, la cayena y la chalota, todo muy picado. Movemos con frecuencia y cuando todo esté bien dorado añadimos las alcaparra, las aceitunas y el perejil picado y subimos a fuego medio durante dos minutos.
  3. Ahora añadimos el tomate triturado y un pellizco de pimienta y lo dejamos reducir a fuego medio. 
  4. Removemos con frecuencia y probamos para corregir el punto de sal.
  5. Retiramos la salsa del fuego cuando el tomate lo notemos bien reducido y concentrado.
Nota: Si queremos utilizar la salsa con cualquier pasta (yo prefiero tagliatelle fresco), sólo tenemos que escurrirla ligeramente cuando esté lista (siempre al dente) y verterla en la sartén de la salsa junto con un poco del agua de la cocción; le damos unas vueltas a fuego fuerte y servimos en los platos... y a comer como tigres!!!. 


viernes, 31 de julio de 2015

Scotch pie con tortilla mexicana


Hace 4 años hice un viaje inolvidable por Escocia, desde Edimburgo hasta Inverness en el norte y vuelta a Glasgow. De ese viajé conservo la imagen de paisajes espectaculares, el olor dulce de una destilería de whisky y algunos platos realmente sorprendentes de la cocina escocesa, aparentemente ruda y sin personalidad. En un pequeño restaurante perdido en uno de esos valles verdes e interminables, probé este pastel salado acompañado de una potente cerveza escocesa (Tennent's).

Esta receta que os explico a continuación es una variación de la original, y para no tener que amasar con el calor que hace, os propongo utilizar como base del pastel una tortilla mexicana de trigo. Es una forma muy rápida de hacer pasteles salados o fríos sin tener que meternos en harina.

Estoy seguro de que Braveheart se desayunaba un par de estos pasteles antes de liarse a espadazos con los ingleses... ;-)

Ingredientes por persona/pastel:
  • 100 gr de lomo de cerdo o ternera.
  • 100 gramos de bacon ahumado 
  • Chorrazo generoso de brandy.
  • Una chalota.
  • Una tortilla mexicana de trigo mediana.
  • Nuez moscada, canela, sal y pimienta
Pasos a seguir:
  1. Cortamos la carne a dados y la salteamos con un poco de aceite junto con la chalota picada.
  2. Cuando la carne está medio hecha, incorporamos el bacon con unos pellizcos de nuez moscada, canela, sal y pimienta.
  3. Al dorarse el bacon ya podemos tirar un buen chorro de brandy y dejamos reducir.
  4. Mientras se termina de hacer el relleno montamos la base: cogemos la tortilla y la introducimos en un aro de metal y enrollamos los bordes hasta tener todo el interior del aro cubierto con la tortilla. Al final de la receta os pongo un par de fotos con este proceso.
  5. Ahora rellenamos la base con la preparación anterior sin retirar el aro de metal, cubrimos de parmesano y al horno (200º + gratinador)  . 
  6. Cuando veamos el queso está bien gratinado, ya lo tenemos listo. 

viernes, 24 de julio de 2015

Ensalada muy fresca de garbanzos agridulces


El verano y el calor asfixiante ya está acechándonos y para combatirlo quiero compartir esta receta fresca y diferente.

Soy muy fan de las legumbres y en concreto de los garbanzos; tanto en potajes y cocidos es la legumbre reina, pero también en frío como en un buen hummus.

En esta entrada os quiero proponer una receta muy rica y fresca que recuerda a las típicas ensalada de verano con alubias, cebolla y pimientos, pero con un resultado más suave y afrutado.

¡Se seguro que os engancha!

Ingredientes por persona:
  • 200 gr de garbanzos de bote (cocidos), bien lavados y escurridos.
  • 1/4 de pimiento rojo.
  • 1/4 de pimiento verde.
  • 1/2 naranja
  • 1/2 chalota.
Para el aliño:
  • Chorrazo de miel
  • Vinagre de Módena
  • zumo de media naranja
  • Aceite de oliva y sal.
Pasos a seguir:
  1. En un bol amplio introducimos los ingredientes del aliño y los mezclamos bien.
  2. Añadimos al bol los garbanzos y a continuación la chalota muy picada y los pimientos y la naranja bien troceados.
  3. Volvemos a mezclar y reservamos en el frigorífico para que esté bastante frío a la hora de comerlo. 
Nota: Esta preparación es perfecta para acompañar cualquier tipo de brocheta especiada o asado de pollo, ternera, cordero...

viernes, 10 de julio de 2015

Tartar de salmón, sano y sabrosón



El tartar de pescado ya es una referencia frecuente en los restaurantes; es una preparación ligera y fresca, ideal para el verano.

Todos conocemos la receta clásica del steak tartar, donde el protagonista es un buen solomillo de ternera cortado a cuchillo, acompañado de alcaparras, mostaza, chalota... podéis encontrar múltiples recetas en internet. 

A partir de esta receta original, podemos crear variaciones a base de pescado. Es frecuente el tartar de atún y salmón, aderezados de múltiples formas, casi todos con ingredientes orientales: soja, wasabi, aceite de sésamo, lima... 

Yo os voy a explicar mi aliño favorito, al que he llegado después de múltiples pruebas; me gusta utilizarlo con atún, salmón o incluso bonito, que ya nos llega de temporada.

¡Espero que os guste!

Ingredientes por persona:

  • 250 gr de salmón, u otro pescado como atún o bonito.
  • 5 Fresas o fresones.
  • 1/2 Aguacate
  • 50g de Cebolla frita crujiente, la de Mercadona es bastante buena.
Para el aliño:

  • Salsa Teriyaki, la puedes encontrar ya preparada pero se puede sustituir por un chorrito de jerez dulce u Oporto.
  • Salsa de soja suave.
  • Salsa Worcestershire
  • Aceite de sésamo
Pasos a seguir:

  1. Mantener el pescado bien frío en el frigorífico mientras se prepara el aliño. 
  2. Mezclar en un bol las salsas del aliño a partes iguales con un chorrito de aceite de sésamo, y corrige las cantidades según gusto.
  3. Cortar el pescado a dados de un centímetro e introducir en el bol y mezclar con energía; reposar 3 minutos en el frigorífico.
  4. Colocar un aro de acero en un plato y hacer una primera capa de pescado, después una segunda capa con las fresas picadas y por último una capa de aguacate troceado.
  5. Retirar el aro y coronar con la cebolla frita.
  6. Acompañar con tostadas, cuanto más finas mejor. 

Truco: El pescado siempre lo compro entero, y tras limpiar bien los lomos de piel y espinas, los envuelvo en celofán y los congelo al menos durante 48 horas. De esta forma tengo siempre piezas de pescado listas para cualquier preparación, ya sea un tartar, como en este caso, como para un ceviche, sushi o sashimi. Previamente a la preparación los dejo descongelar a temperatura ambiente, de esta forma mantiene su sabor y textura.





martes, 23 de junio de 2015

Trufa de verano, para todos los públicos



Ha llegado a mis manos una trufa de verano, regalo de mis padre; la trufa de verano o trufa de San Juan es una variedad mucho más accesible que las variedades más nobles; la podemos comprar por 60 euros el kilo y se distingue por tener un color marrón claro con venas blancas, además presenta unas rugosidades picudas en su superficie son. La trufa negra de invierno y la trufa blanca de Alba, variedades más intensas en olor y sabor, pueden rondar los 1.000 y 3.000 euros/kilo respectivamente. Os recomiendo el siguiente enlace donde encontrareis mucha información técnica sobre las distintas variedades www.trufamania.com .

Con la trufa de verano podemos cocinar las típicas recetas que todo el mundo recomienda para este hongo: con pasta casera, acompañando un buen foie micuit o laminarla directamente sobre una rebana de pan casero tostado y con un chorrito de aceite virgen extra.

Personalmente me encanta coronar unos huevos fritos de corral con una buena cantidad de trufa rallada; para comerlos utilizo un trozo de pan casero con el que rompo las yemas y mezclo todos los elementos. Es un momento mágico y ancestral llevarte un trozo de pan impregnado del sabor graso del huevo, fundido con el sabor delicado y penetrante de la trufa. Un Ribera del Duero es el vino perfecto para acompañar esta sencilla preparación.


martes, 14 de abril de 2015

Sobrasada con miel... Sandwich power!!!

La sandwichera me parece el invento del siglo, con el permiso de la yogurtera que no termina de cuajar.. ;-) 

Este prodigioso aparato, que en muchos casos dejamos en el fondo de un armario de la cocina, permite montar sándwiches calientes de una forma muy rápida con multitud de combinaciones posibles, que puedes degustar en un par de bocados sin marcharte un sólo dedo.

Os voy a proponer distintas alternativas en sucesivos posts que espero que probéis en casa y después me contéis vuestro veredicto.

¡Coge la sandwichera, quítale las telarañas y disfruta de mi primera propuesta para salivar sin parar!

Esta receta está inspirada en algunas elaboraciones que tienen su origen en las Islas Baleares, donde la sobrasada es la reina de la casa. En esta región puedes probar desde un arroz con sobrasada a unas deliciosas ensaimadas con sobrasada y miel, o sobrasada frita con miel y moscatel...

La receta es rápida y muy sencilla:

Ponemos sobre una rebanada de pan de molde unos trozos de sobrasada mallorquina, un buen chorro de miel por encima y cubrimos con otra rebanada de pan... y a la sandwichera!!! Lo sacamos cuando esté bien tostado, lo cortamos en pequeños triángulos y a disfrutar. Para una experiencia mágica podemos añadir un poco de queso de Mahón antes de calentar, la mezcla es brutal!!

En un momento tenemos un sabroso tentempié para tomarte con una buena copa de cava o un vino generoso (fino o manzanilla).

¡Buen provecho!

lunes, 2 de marzo de 2015

Pollo Teriyaki 'urgente' con arroz tres delicias

Pollo Teriyaki con arroz tres delicias

Para cocinar en casa es recomendable contar con un buen "fondo de armario" de especias, licores, salsas o aceites, que siempre pueden ayudar a mejorar cualquier receta.

En mi despensa nunca faltan los siguientes elementos, además de lo básico:
  • Especias: Pimentón de la Vera, una buena mezcla de pimientas, Garam Masala, Ras el hanout, un buen curry, cilantro fresco, albahaca...
  • Licores: Jerez dulce (sustituto del mirim), Sake, Ron, vino blanco y tinto....
  • Salsas: Soja, Worcestershire, Agridulce, Chutney,
  • Aceites: aceite de oliva de la variedad Arbequina, aceite de sésamo...
Este tipo de ingredientes no son perecederos, y es muy recomendable tenerlos a mano en tu cocina para salir de nuestra rutina de sabores cotidianos. 

¡Vamos con la receta!

Ingredientes:

  • 200 gramos de pechugas de pollo.
  • 50 gramos de salsa de soja.
  • 50 gramos de sake.
  • 75 gramos de jerez dulce.
  • 150 gramos de arroz tres delicias congelado.
  • Opcional: cebollino picado.




Empezamos salteando un arroz tres delicias congelado en una sartén con un chorrito de aceite, cuando esté preparado lo reservamos.

Seguimos cortando en tiras largas pechugas de pollo, que saltearemos a fuego medio-alto en una sartén con un poco de aceite de girasol, no parar de remover. Cuando e pollo presente un color tostado añadimos un buen chorro de sake y el jerez dulce, y seguidamente incorporamos la salsa de soja y dejamos reducir 2 minutos a fuego medio para que el pollo pueda impregnarse bien de la salsa.

Para finalizar colocamos una buena ración de arroz tres delicias en el fondo de un plato hondo, y por encima deslizamos las tiras de pollo y toda la salsa, empapando bien todo el arroz.

Para dar un toque de frescor al plato podéis rociar una generosa 'lluvia' de cebollino bien picado.

Podéis ver parte del proceso en el siguiente'Vine':

lunes, 2 de febrero de 2015

Truco de cocina: cómo ahumar alimentos sin llamar a los bomberos


Si no tienes un barbacoa o un ahumador profesional en casa y quieres darle ese toque tan rico a una carne, pescado o vegetal, te propongo un par de métodos caseros para aplicarlos en casa “sin peligro”.
Método 1 » Con un cartón de huevera.

El cartón de huevera es perfecto para ahumar porque está totalmente higienizado, lo que nos garantiza que no vamos a contaminar el alimento con ningún tipo de sustancia tóxica.
En una olla que disponga de una rejilla intermedia -tipo vaporera- quemamos unos trozos de este cartón, cuando la llama empieza crecer tapamos y ahogamos el fuego; a continuación podemos colocar el alimento en la rejilla intermedia por encima de los cartones, tapamos y lo dejamos unos 5-10-15 minutos, en función de la intensidad de sabor que queremos conseguir. La operación se puede realizar bajo el extractor para poder evacuar el humo sobrante.
Método 2 » Con un “Ahumador” líquido.

Estos líquidos los podemos encontrar en cualquier gran superficie o tienda especializada en productos latinos. Yo utilizo esta marca colombiana que es bastante potente y deja un sabor y olor ahumado muy intenso.
Reconozco que lo mejor es poder tener una buena barbacoa donde asar esas chuletas de cordero tan ricas o un buen pescado, pero podemos salir de paso con estos trucos Low Cost.


martes, 6 de enero de 2015

Receta: Migas "Glam" para foodies


Migas, un plato potente y rústico que puedes transformar en un plato ligero y con “glamour”…
Podemos encontrar a lo largo y ancho de la península infinidad de elaboraciones, con base de harina o pan; en este post me voy a centrar en la receta extremeña, de preparación rápida y sencilla, que permite múltiples variantes con distintos ingredientes dulces y salados.

¡¡Receta!!
  1. Cortar en rebanas o cuadrados un buen pan rústico, aplicamos una “lluvia” de agua -previamente salada- para humedecerlo y lo dejamos reposar al menos una hora; esta operación se puede realizar la noche anterior.
  2. Calentamos en una sartén un buen aceite de oliva, salteamos un par de ajos para aromatizarlo; también debemos saltear el embutido o carne (panceta, tocino ahumado, chorizo, etc.) que queremos incluir en la presentación final del plato.
  3. Salteamos el pan húmedo en el aceite aromatizado a fuego medio-alto, y damos vueltas hasta que quede suelto y bien migado.
Con esta base ya podemos hacer miles de variantes con fruta de temporada, carne e incluso pescado. A continuación os propongo algunas ideas:
Migas+panceta+pera+huevo frito+pimentón (fotografía)
Migas+berros+granada+bacalao desalado
Migas+virutas de chocolate+tocino ahumado+melocotón
Migas+chorizo+naranja+miel
Recomiendo probar todos los ingredientes del plato en cada cucharada, ¡la mezcla de todos los sabores te sorprenderá!